¿Enamorarlos?

 Los beneficios que trae ser una lovemark

 

Es bien sabido que un cliente satisfecho está dispuesto a comprar más y a realizar una segunda compra, pero: ¿cuál es la diferencia entre un cliente fiel y un fanboy? Y ¿qué tienes que hacer para convertirte en una lovemark?

Una lovemark es aquella marca a la cual su lealtad por parte del cliente se eleva más allá de la razón ya que estos se relacionan de una forma tan intensa con la marca que las dejan de considerar marcas o simples productos haciéndolas suyas, y es allí en donde comienzan los beneficios ya que se ha visto que no solo refieren la marca o producto, la asociación implica algo más que la simple recomendación a pasar a ser asociado con momentos positivos de la vida del consumidor dando paso a expandir su target a nuevos grupos generacionales transmitiendo el amor de marca de padres a hijos.

Lo esencial para ser una Lovemark, es el transmitir una identidad fuerte y que represente los valores que sean iguales a los de sus consumidores, y que sea capaz de adaptarse a los tiempos además de mantenerse a la vanguardia del mercado.

Los beneficios de tener fanboys, incluyen el hecho de que pase lo que pase este cliente será fiel la marca y eso lo hemos podido comprobar en tiempos de crisis en donde muchos consumidores reducían gastos adquiriendo segundas marcas de algunos productos, pero se negaban a cambiar aquellas marcas con las que tenían una relación mas íntima. Por otro lado, este siempre tendrá en su “top of mind” esta marca convirtiéndolo en abogado de la marca al hablar de ella y sus beneficios no solo propagándola sino también defendiéndola.

En Grupo A, entendemos la importancia que es enamorar a tus clientes y por ello nuestros servicios buscan transmitir tu mensaje de marca tal y como tu empresa lo ha planificado, generando engagement y enamorándolos.

Tel: (+34) 914 584 615
Miguel Yuste 23, 3º, 2ª 28037 Madrid