Una de las pesadillas, al que día a día se enfrentan las marcas, es ser muy parecidas entre ellas al ojo del consumidor, haciendo que éste necesite más tiempo y esfuerzo para tomar una decisión que puede acabar por postergar y/o no adquirir el producto.

Reponer no es solo la colocación de los productos faltantes, esta acción lleva implícita la posibilidad de que el cliente final adquiera una marca u otra. Para que la decisión de compra del cliente esté enfocada en una marca determinada, es muy importante que el producto tenga la mejor visión estética y accesibilidad, que en su ubicación corresponda al precio y la descripción del producto actual.

Reposición es una acción a la que tenemos que darle máxima prioridad, ya que sin producto a la venta, ¡no hay venta¡.

En Grupo A, creemos que la reposición efectiva en cantidad y ubicación de tu producto en los lineales es esencial para que el cliente no se confunda, y se decante por tu producto antes que el de la competencia sin pensárselo dos veces, ya que la decisión de compra final es tomada por el cliente en el punto de venta.

Nuestro personal, se ocupa de detalles tan importantes y esenciales como la colocación estética, cantidad correcta, momento oportuno de reposición,… todo ello controlado y registrado mediante app propia de repporting.